viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad. Haikus



Mágica estrella

nos señala el portal

noche de paz.

*

Navidad blanca

Jesús, José y María

regalan amor.

*

Trae tesoros

barco de amor y paz

rumbo al portal


*
Portan presentes

que proceden de Oriente

los Reyes Magos.

*

La noche helada

pero con cálida alma

del Niño Dios.

*

Yo vi una estrella

señalaba a Jesús

José y María.



Texto: Juan Antonio Quintana

Foto:  Río Elba, Alemania, helado.
Periódico Canarias7

martes, 21 de diciembre de 2010

Haikus


Nace Jesús
esa estrella y la luna
no le abandonan.

*

El Niño Dios
nació en este portal 
con luz y amor.

*

En Navidad
paz y solidaridad
regala el Niño.
*
En las montañas
vemos al Niño Dios
con los pastores.

*

Los senderistas
acompañan a Jesús
en sus paseos.

*

Estas montañas
son música celestial
para este Niño.

*

Foto: Altavista, Gran Canaria

Javier - Senderistas de Gran Canaria

 
Feliz Navidad


Merry Christmas

Glückliches Weihnachten

Boas Festas

God Jul

Noeliniz Ve Yeni

Bon nadal

Zorionak

Joyeux Noël

Bo Nadal

Shinnen omedeto

Kung His Hsin Nien bing Chu Shen Tan


Recomiendo ver el video de Los Sabandeños cantando el villancico

Lo Divino, con preciosas imágenes de las Islas


Canarias.
http://grancanariacontinentenminiatura.blogspot.com/

Y villancicos populares canarios  por los Gofiones y los Sabandeños.




miércoles, 15 de diciembre de 2010

El mar aldeano (haikus)

Foto: Asociación MONTYMAR. (Buceo Recreativo y Actividades
 en La Naturaleza,  La Aldea de San Nicolás.)

*

Plácida tarde
esperan en el fondo
viejas y gallos.

*

Con bellos juegos
nos hacen disfrutar
los roncadores.


*

Buceadores
en busca de los peces
mar aldeano.

*

Las catalufas
con cabrillas y anémonas
juegan en el mar.

*

El mar y el cielo
se juntan en la Aldea
en calma chicha.

*

Mar de La Aldea
buceadores buscan
las palometas.

*

Club Montymar
en el mar se sumerge
costa aldeana.

*

El mar en calma
navegamos en busca
de las seifías.



domingo, 12 de diciembre de 2010

¡Y llovió sobre La Aldea de San Nicolás!


POEMITA:

¡Y llovió sobre La Aldea de San Nicolás!

Cae un tesoro
sobre La Aldea
nos llena el bolso
también la cartera.

Montañas sagradas
llenas de espuma
cantan las aves
mojadas las plumas.

La cola de caballo
y el rabo ratón
ríen a destajo
beben del porrón.

Se esconde el lagarto
y huye la perdiz
a lugar apartado
muy cerca de aquí.

Los aldeanos celebran
la fiesta del agua
¡rían, canten, beban
dsde la Playa a Inagua!

Vamos a las presas
para ver el tesoro
pues nos embelesa
y nos cubre de oro.

Damos gracias a Dios
por este gran regalo
que amoroso nos dio
a los alegres aldeanos.

*

Llovió en La Aldea
y yo desde tan lejos
beso a mi amada tierra:
es mi amor y mi espejo.


Foto: Miguel Ángel Bautista

lunes, 6 de diciembre de 2010

Senderistas de Gran Canaria: Cañón de Taiguy (Poema)

Cañón de Taiguy, Gran Canaria. Foto de Senderistas de Gran Canaria.

Los senderistas de Gran Canaria
Aman y cantan a la dulce tierra
Aquélla que un día les viera nacer
Recorren barrancos y cañadas
Desfiladeros y montañas
Y nos dejan sus fotos y su saber
Para que todos podamos conocer
Los rincones de nuestra isla amada.

Majestuoso Cañón de Taiguy
Que nos seduce con su poesía pétrea
Orgullo de Tejeda y Gran Canaria
Con sus caideros y  cascadas
Adornan amorosos con oro líquido
Deliciosa fuente de agua divina
El Barranco del Juncal-Siberio
Tesoro que con pasión llega a La Aldea
Dando color a sus ubérrimas tierras.

El humilde Barranquillo del Sao
Juguetea alegre por el desfiladero
Sorteando rocas y tabaibas
Para dormir en el arenoso regazo
Del intrépido barranco que lo arrulla
Y desde el suelo mira al cielo
Flanqueado por formaciones rocosas
Como rostros de indios que lo miran.
Paisaje divino, dulce sinfonía amorosa.


Texto: Juan Antonio Quintana Hernández

Blog: Senderistas de Gran Canaria

jueves, 2 de diciembre de 2010

Gaviotas en el mar



Estas gaviotas

juegan sobre las aguas

tarde de paz.

*

El mar en calma

posan en el crepúsculo

tranquilas aves.

*

Mentras las miro

las gaviotas esperan

el anochecer.


*

Calma en la playa

paseo por la arena

junto a las aves.


Texto: Juan Antonio Quintana

Foto: Isabella - Veredit Art

martes, 30 de noviembre de 2010

Lluvias sobre Gran Canaria (Haikus)

Mogán, Gran Canaria. Foto de Santi Blanco.

*

Lluvias de otoño

sobre mi Gran Canaria

son bienvenidas.

*

Altas montañas

reciben esta lluvia

saciando su sed.


*

Bajo las piedras

se esconden los lagartos

lluvia copiosa.



Texto: Juan Antonio Quintana

Foto: Santi Blanco (Periódico La Provincia)

domingo, 21 de noviembre de 2010

Haikus (Punta de Tralca, Chile)






Cae  la tarde
el sol del horizonte
en la palmera.

*
En lontananza
unido el sol al mar
en su romance.
*
Vi la palmera
en los rayos del sol
tarde de paz.


Foto y texto: Juan Antonio Quintana

Punta de Tralca
Chile

jueves, 18 de noviembre de 2010

Villarrica Pucón: El aguilucho de cada día


El aguilucho es un pájaro silencioso que nos acompaña durante todos los días del año.
Nuestro amigo el aguilucho que nos visita  cada día, se acerca planeando hasta posarse en el tronco del árbol situado frente a nuestra terraza, donde se encuentra una maceta con flores multicolores, sobre una fuente dispuesta para que beba el agua fresca de las lluvias o del riego por aspersión de nuestro jardín.
Nuestro cazador solitario se pasea sobrevolando nuestro Condominio y por el bosquecillo aledaño al mismo. Parece que no le gusta la amistad de otras aves de la zona como la calandria, el urco, los queltehues y otros que nos visitan también con frecuencia.
Es el cuidador de nuestro sitio, pues no permite la entrada a conejos y ratones. Y si alguno se atreve a traspasar nuestros límites se lanza sobre ellos, primero planeando en círculos y luego lanzándose en picado hasta atraparlos. También gusta de cazar a los reptiles, pero nunca he visto perseguir a las preciosas y policromadas lagartijas que nos acompañan en esta zona y que son voraces comedoras de pequeños insectos.
Después de sus paseos y de sus andanzas de cazador solitario se retira a descansar a su nido, construido de palos secos en los altos y esbeltos árboles nativos, como los robles, coigües y canelos.
El aguilucho es el eterno amigo que nos acompaña de verano a invierno en este paraíso de La Araucanía.

Foto y texto: Juan Antonio Quintana Hernández

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La Aldea de San Nicolás. Haikus al Andén Verde



La gran montaña

el auto en el camino

y el cuervo mira.

*

El Andén Verde

el Teide en Tenerife

se ve gigante.

*

Maravillosos

estos acantilados

miran al cielo.

*

En este viaje

una piedra cayó

de la montaña.

*

Los pescadores

cogen los calamares

en Las Arenas.
*

Cae la niebla

pasando el Andén Verde

en el crepúsculo.

*

La carretera

con tantísimas curvas

no me marea.

*

Juan Antonio Quintana

Foto: Francisco Suárez Moreno

martes, 2 de noviembre de 2010

Wabi sabi: El valor de las cosas sencillas. Y el de las personas

Esta flor nace rodeada de piedras, en una grieta del frío muro, sin que nadie la riegue, ni la cuide. Pero aquí la vemos linda, hermosa, fresca, de bonitos colores. A mí me satisface darle su enorme valor, yo la admiro, la observo, le hablo y disfruto mucho de esta maravilla de la Naturaleza.


Wabi sabi es la hermosura de las cosas efímeras, imperfectas, rudimentarias, simples y sencillas. Es el gozo de las cosas pequeñas, humildes, modestas y sin mucho valor material.


Las cosas pequeñas tienen un gran valor, por muy insignificantes que sean. Se puede disfrutar de ellas en grado sumo. Todos nos acordamos cuando jugábamos con una pelota de trapo o con un carruaje hecho por nuestros padres de forma artesanal, con materiales reciclados. Para nosotros tenían un valor considerable. Con ellos pasamos momentos inolvidables.
Igual que esas cosas humildes tienen gran valor, lo mismo pasa con las personas. Hay algunos que sólo tienen su cuerpo y su espíritu, pero tienen una gran riqueza espiritual. Viven el aquí y el ahora disfrutando de la Naturaleza y de la gente con quienes comparten su vida. Ellos muchas veces son ejemplo de alegría y de paz interior, son sensibles, inteligentes, humanos y compasivos, a pesar de no tener casi nada material, pero es tanto lo que poseen que son millonarios en comparación con los magnates que van ostentando sus riquezas y casi no pueden sobrellevar la triste vida que llevan. Ellos podrían ser ejemplo para los poderosos, pero aquéllos tendrían que abrir los ojos del alma y percatarse de qué es lo importante de esta vida.

Poema sencillo en reconocimiento a la pequeña flor casi olvidada.

Qué bella y majestuosa
Crece esta bella flor
Humilde y recatada
y que vive sin temor.

No se compara con la rosa
Ni con la linda azalea
Ni con las hortensias
Que lucen muy bellas.

Cerca pasa el aguilucho
Afanado en su caza.
El queltehue y el zorzal
Que la visitan sin parar.

La bella flor resplandece
Con su belleza natural
No necesita abalorios
De alas ni de percal.

Vive en felicidad
Disfrutando lo que tiene
Pues vale lo que uno es
y no lo que hace y adquiere.

Goza de cada momento
Ve pasar a los pájaros
Se calienta con los rayos del sol
Observa a la luna llena
que se pasea sin temor.

Juega con el insecto
Que siempre la acompaña.
Y con la mariposa
Que por su lado pasa.

No tiene miedo, ni penas
Disfruta de una hermosa vida
Nunca se queja ni se lamenta
En ella hay esperanza y alegría.

Yo vivo como la flor silvestre, de forma sencilla; yo doy valor a las cosas pequeñas y a las personas que valen por lo que son y no por lo que tienen, aportando mis ideas para que sean como semillas que germinen en cualquier terreno donde haya un alma sensible y buena, que escuche con el corazón y vea con los ojos del alma.

El wabi sabi es la belleza de las cosas efímeras.
Y como dice Confucio:

"Cada cosa tiene su belleza, pero no todos la pueden ver."

lunes, 1 de noviembre de 2010

Haikus (01 - 11 - 2010)



El trinar de aves

a lo lejos escucho

¡un canto armónico!

*
En mi jardín

hoy cantó la calandria

¡silencio excelso!

*

Cae el crepúsculo

la calandria en su nido

con sus pollitos.

*




domingo, 31 de octubre de 2010

Villarrica-Pucón: El jardín de árboles nativos y flores


El jardín de árboles nativos y flores
en Villarrica - Pucón

Margaritas y rosas
azaleas y hortensias
se juntan en mi jardín
con jazmines y lavandas
bien acompañados
por el pino oregón
formando un lindo espacio
que es una bendición.
Se eleva la sequoia
enhiesta y vigorosa
junto con ligustrinas,
al lado de la  laurentina
notros y verónicas a montón
todas bellas especies
en perfecta formación.
Al fondo está la cañada
con canelos y arrayanes
junto a maquis y  avellanos
rosa mosqueta y  coigües
junto a nalcas y helechos,
y los pájaros cantando una canción
en los hermosos robles
forman un hermoso rincón.



Este jardín en Villarrica - Pucón lo hemos construido con mucho esfuerzo y sacrificio. Dios nos ha permitido tener este regalo para el alma que nos embelesa y nos da felicidad.
El jardín es como nosotros: hay que cuidarlo y amarlo, defenderlo de las plagas y protegerlo de la sequía y de otros males que le puedan atacar, pero seguimos adelante a pesar de los problemas, pues como dice un proverbio hindú:

No hay árbol que el viento no haya sacudido.

       Este es mi jardín de árboles nativos y flores
en Villarrica - Pucón.

¿Les gustó?



sábado, 30 de octubre de 2010

Miguel Hernández: Centenario de su Nacimiento


Miguel Hernández, pastor de cabras y poeta, nació en Orihuela, provincia de Murcia, España, el 30 de octubre de 1910, por lo que celebramos hoy el Centenario de su Nacimiento.
Compartió la Residencia de estudiantes en Madrid con Pablo Neruda, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, Jorge Guillén, Pedro Salinas y Luis Cernuda; también se relacionó con otros escritores de la Generación del 27 como Rafael Alberti, Dámaso Alonso y Gerardo Diego, entre otros.
Cuando estalló la Guerra Civil en España, en 1936, Miguel Hernández se alistó para defender a la Republica y  la libertad. Fue hecho prisionero  por las fuerzas de Franco y falleció de tuberculosis en prisión en 1942, a los 31 años de edad.
Miguel Hernández dedico a su amigo Ramón Sijé la más hermosa y conmovedora elegía jamás escrita sobre la muerte y la vida.

ELEGÍA

En Orihuela, su pueblo y el mío,
se me ha muerto como del rayo
Ramón Sitjé, a quien tanto quería.

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.
.
Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas
.
daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.
.
Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.
.
No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.
.
Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.
.
.Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta
.
Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.
.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte
.
Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera
.
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
.
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.
.
Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.
.
A las aladas almas de las rosas
de almendro de nata te requiero:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.


(De su libro El rayo que no cesa)

10 de enero de 1936


De él escribió Vicente Aleixandre:
«Era puntual, con puntualidad que podríamos llamar del corazón. Quien lo necesitase a la hora del sufrimiento o de la tristeza, allí le encontraría, en el minuto justo. Silencioso entonces, daba bondad con compañía, y su palabra verdadera, a veces una sola, haría el clima fraterno, el aura entendedora, sobre la que la cabeza dolorosa podría reposar, respirar. Él, rudo de cuerpo, poseía la infinita delicadeza de los que tienen el alma no sólo vidente, sino benevolente. Su planta en la tierra no era la del árbol que da sombra y refresca. Porque su calidad humana podía más que todo su parentesco, tan hermoso con la Naturaleza.
Era confiado y no aguardaba daño. Creía en los hombres y esperaba en ellos. No se le apagó nunca, no, ni en el último momento, esa luz que por encima de todo, trágicamente, le hizo morir con los ojos abiertos.» (En La Obra Poética de Miguel Hernández, de José Antonio Serrano Segura)

Es interesantísimo leer en Orihuela Digital, Punto de Vista, Mi rincón oriolanao, que hace Ramón Fernández Palmeral, escritor, poeta e investigador: Introducción a la elegía a Ramón Sijé, de Miguel Hernández). Lo recomiendo a los amantes de la Literatura y de la Historia.
http://www.orihueladigital.es/orihuela/puntos/ramon_fernandez_ramon_sije_201205.htm

viernes, 29 de octubre de 2010

Flor de magnolia: Belleza del jardín



La flor magnolia

embellece el jardín

en Primavera.

*

Esta magnolia

es del jardín la reina

por su fragancia.

*

Cae la tarde

la magnolia destaca

por su belleza.

*

Las rosas rojas

dan belleza al jardín

¡y las magnolias!


Foto y texto:
Juan Antonio Quintana Hernández

martes, 26 de octubre de 2010

Lago Villarrica y Costanera


En Villarrica

el lago y costanera

juntos están.

*

Lago y volcán

junto a la costanera

alegran mi alma.

*

El Villarrica

mira a la costanera

con mucha alegría.

*
¡Oh Villarrica!

es la ciudad más bella

con Costanera.

*

Aguas del lago

desde la costanera

veo un salmón.



En primavera

paseo en la Costanera

bajo el tibio sol.


*

Juan Antonio Quintana

lunes, 25 de octubre de 2010

Poema a mi Aldea de San Nicolás


Mi Aldea escondida entre riscos y montañas
bañada por el Atlántico que mecen  nuestras manos
es un valle que resplandece en Gran Canaria
y que nos llena de orgullo a todos los aldeanos.

Vigilante se encuentra en lo alto el Nublo amado
su luz alumbra a La Aldea y a toda Gran Canaria
junto al Bentayga forman los roques sagrados
que el pueblo guanche hondamente también amaba.

Aldea de mi alma, mi dulce y fiel compañera
me acompañas en cada instante de mi vida
has tornado mi erial huerta  en fértil era
recuerdos de sueños y añoranzas mías.


El incierto sino me llevó a zona muy lejana
donde el bosque, el volcán y el grandioso lago
me acarician y me hacen recordar mi tierra aldeana
y quedaron en mi alma sus montañas, su playa y su canto.

Pido a Dios que algún día su tierra vuelva a besar
y que me entierren muy cerca de la montaña
debajo de aquel ciruelo donde mi padre está
y nos llegue la brisa del mar que a mi pueblo baña.


© Juan Antonio Quintana Hernández
Villarrica, 24 de octubre de 2010

Foto de La Aldea: Francisco Suárez Moreno