viernes, 3 de octubre de 2008

Haiga



Tras estos pasos

esta sombra camina

somos hermanos.
Foto Google

8 comentarios:

María dijo...

La sombra es la que nos sigue a todas partes, y aunque, casi nunca nos percatamos de ella, es nuestra mejor compañera, la que nos protege, la que está a nuestro lado y no nos abandona nunca.

Un beso y feliz fin de semana.

Catalina Zentner dijo...

Hermanos somos
desde tiempos remotos
entrelazados.

Abrazos,

Juan dijo...

María

Es verdad, es nuestra mejor compañera
nunca nos abandona.
No nos encontraremos solos
por el largo camino de la vida.

Un abrazo.

Juan dijo...

Catalina

¿No será la sombra
de nuestro Ángel Protector?
Podría pensarse eso,
nunca nos deja solos.

M.Jose dijo...

Tenemos que caminar con nuestras sombras y nuestras luces. Todo es parte de mi cuando camino, aceptaré que no soy perfecta y asumo mi fragilidad como ser humano.
buen post
Un beso
MJ

Haideé Iglesias dijo...

Reconocernos en la sombra, abierto el camino...
Un cariñoso abrazo

Juan dijo...

M. José

Nuestras sombras son parte de nuestro ser, por lo que debemos aceptarlas de buen grado, pero las luces son tan intensas que hacen que vayamos por la vida con alegría y optimismo.

Un abrazo.

Juan dijo...

Haideé

El camino siempre está abierto, sólo depende de nosotros que lo tomemos con la debida preparación, de esta forma podremos avanzar ligeros de equipaje, y con buen aprovechamiento.

Un abrazo.