domingo, 7 de diciembre de 2008

Un rayo de luz

Hay momentos de tristeza, de zozobra y de hastío que nos pueden llevar por los caminos de la indiferencia, de la apatía y del desasosiego.
.
En esos momentos debemos asirnos a cualquier rayo de luz que ilumine nuestra alma. Puede ser una palabra amable, una sonrisa, una plegaria que nos ponga en contacto con el Creador o la sublime visión de los regalos que nos ofrece la Naturaleza.
.
Demos gracias a Dios y a todos los que nos aportan luz para avanzar por el camino, sin ellos la senda se haría insoportablemente dura.
.

15 comentarios:

Adrisol dijo...

hola juan!!!!!!

es cierto que hay momentos en la vida de desasosiego o de zozobra, pero siempre hay alguien a nuestro lado que vale la pena, para apoyar nuestro pecho y que nos ayude a seguir.......
gracias por ser agradecido a cualquier rayo que ilumine el alma
el mundo mejor se hace con personas como tú.........
un abrazo..

María dijo...

Hay momentos que no vemos la luz por las circunstancias que se nos presente y de dificil solución, pero siempre tenemos la fuerza que nos puedan dar las personas que están a nuestro lado y ello ayuda mucho a seguir manteniéndonos en pie.

Muy positivo tu post, como todos los que escribes, a mí me ayudan mucho.

Muchas gracias por todo.

Un beso y feliz tarde.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Juan...

Gracias a Dios y a los verdaderos amigos podremos superar los momentos difíciles que surgen en nuestras vidas.

Siempre habrá una luz que nos alumbre en la oscuridad.

Un saludo.

Nerina Thomas dijo...

Te tengo a ti si me ocurriera algo asi. Pero la palabra, la vida, la poesía y los proyectos me bastan. Ellos embargados de fe , de la belleza natural, de los seres que me rodean, de todos aquellos que aún no he conocido.
Gracias amigo por estar allí...en tu orilla.

CONRA dijo...

Hola Juan Antonio:
Por aquí de puente de la Concepción.
En tu “Rayo de luz”, nos invitas a reflexionar como es costumbre en ti. Tienes razón, que debemos de agarrarnos a las cosas bellas que nos encontramos en nuestro camino para continuar avanzando, tenemos mucho que agradecer a la vida...
¿Cómo te encuentras?
Buena semana amigo.
Un gran abrazo.

sinespacio dijo...

Un rayo de luz..lalala... me trajo tu amor..lalala...
Siempre hay luz despues de las tinieblas y eso justamente es lo que hace hermosas ambas cosas...
Un abrazo muy cordial Juan.

CONRA dijo...

Hola amigo:
Me encanta como escribes y por lo que me haces sentir con tus bellas palabras, te he dejado dos regalitos en mi blog. Te los mereces.
Un besote

moksha dijo...

Cuando cerramos nuestros ojos a la luz que somos y nos sustentamos en referentes externos, el camino se hace verdaderamente tortuoso.
Un abracito

Carmen dijo...

Gracias por tus bellas palabras. Con estas palabras has aportado luz a mi camino.

Besos y que tengas un lindo miércoles

°•.¸♥¯`°•.M@r.•°´¯♥¸.•° dijo...

Juan Antonio
Tus textos me apasionan, siempre son originales, reflexivos y
didácticos.
Me encanta visitarte

Un abrazo

María dijo...

Juan, espero que estés bien, se echan de menos tus posts.

Un beso.

AQUIYOSOLITA dijo...

Necesitamos del aliento de los demás para poder sobrevivir, nuestros pasos son más seguros cuando estan acompañados que cuando son solitarios, nuestra vida requiere de la luz que irradian los que estan a nuestro alrededor, sino seriamos solo sombras diambulando sin rumbo y por el camino de la tristeza y la soledad. Un beso.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y tu
buen hermano
eres también
parte de esa luz...

Te bendigo

Isaac

KALISTA dijo...

Que verdad Juan!!... que cierto es.... en los momentos más dificiles, siempre me plegué al silencio, a mirar hacia adentro, a tomarme con dientes y uñas de la fé y de mi Dios, que jamás me abandonó...
De mis amadas montañas ... con mucho cariño le dejo un gran abrazo...

María dijo...

Te vuelvo a dejar mis saludos Juan, esperando que estés bien, es que me extraña que no tengas nuevos posts, pero te agradezco mucho tus visitas y la huella de tus palabras en mi blog.

Un beso y feliz comienzo de semana.