lunes, 23 de marzo de 2009

Las flores son buenas maestras


Caminamos y vamos percibiendo el colorido de las flores que acaricia nuestra retina y nuestra alma.
Su fragancia nos envuelve, nos deleita y arrulla todo nuestro ser. Ampliar foto.

Distintos colores, distintos perfumes, texturas y formaciones, pero todas alegran nuestro camino y nuestra alma, y nos impelen a observar el contexto en que se encuentran. Alrededor todo es bello, el lago, las barcas, los niños jugando...



Ampliar foto.

Las pequeñas flores amarillas relucen entre innumerables rojas que les acompañan, formando una enseña rojo y gualda.

Las flores nos sonríen, nos cantan, se comunican con nosotros regalándonos toda su belleza e íntima composición para nuestro deleite.

Con las personas sucede lo mismo. Las hay de muchas clases, procedencias y colores, pero, ¿cuántas son las que relucen, las que nos regalan su esencia, su sonrisa y sus maravillosos dones?

Seamos como las flores que no discriminan, que no racionan lo que nos ofrecen, que no les importa si hace frío o calor, si les sonreímos o no, si somos muy amables o poco. Ellas lo dan todo sin esperar nada a cambio.

Las flores son muy buenas maestras, ¿somos nosotros buenos alumnos?


Fotos: Juan Antonio

13 comentarios:

Carmen dijo...

Lo cierto es que deberíamos aprender de las flores y dar lo mejor que tenemos sin esperar nada a cambio...
Pero desgraciadamente no somos flores y si damos, siempre esperamos algo a cambio... tenemos que aprender mucho de las flores y esmerarnos en ser buenos alumnos.

Un besito amigo

mardelibertad dijo...

Las flores dan vida como tu das en tu escritura
Un abrazo de flor

La Maga dijo...

Querido Juan, lo tuyo es una invitación al banquete de los sentidos!!, cuanta sensibilidad destilan tus palabras…
Necesitaba tomarme este oasis en la mañana y regresar a tu lugar… Aqui siempre uno puede volver a reencontrarse con las pequeñas grandes cosas de la vida...
Gracias por hacerme partícipe!!

Abrazos con aroma a otoño, amaneceres y mar….

La Gata Coqueta dijo...

Cierto es que no nos comportamos del mismo modo, que ellas.

Casí siempre se le sonríe a la flor mas bella un grave error, yo ya hable de eso en su momento, la belleza del ser humano no es como la de las flores esta en el interior digiendo su comportamiento más o menos dignamente.

Dejando las metaforas, la belleza de las flores es algo que dan paz al espíritu al contemplarlas y es muy curioso que cuando estoy donde hay jardín no las quiero cortar, para alargarles más la vida y así contemplarlas en su estado puro por mayor espacio de tiempo, sin acelerarles el final anunciado.

Por eso la primavera es una estación maravillosa.

Un abrazo primaveral ya que esta semana es la primera que me paso, estando en este en este estado.

mardelibertad dijo...

Pase a saludarte, gracias por tu visita
Besos

Melba dijo...


Hola, Juan, bellísimas flores y bellísimas palabras.

Salud♥s

Juan dijo...

Carmen
Mardelibertad
Ceci
Gatita Coqueta
Melba

Amigas, les estoy muy agradecido por su cariñosa visita y por sus siempre cálidas palabras.

Las flores y yo les sonreímos y se nos llena el corazón de alegría.

Un abrazo.

Juan Antonio

Soñadora dijo...

Juan Antonio, que agradable es encontrar personas con tanta sensibilidad!
Me gusta especialmente tu frase de que las flores no discriminan! Que diferencia con las personas no?
Besitos,

Juan dijo...

Soñadora

Las flores son tan hermosa, lindas y tan consideradas que son un ejemplo a seguir por los humanos, que pueden ser hermosos y lindos, pero tenemos demsiados prejuicios y tendentes a discriminar.

Un abrazo.

mara y cuyá dijo...

A veces no somos tan buenos alumnos.
Las flores y las personas bellas están siempre en algún lugar, sin embargo, por momentos nos empeñamos en detenernos en la oscuridad de las personas y no nos permitimos ver su lado luminoso.

Muy buena reflexión Juan.

Abrazo

María dijo...

Hola, Juan:

Muy bonito este post lleno de colorido y de vida con estas flores que han perfumado nuestra vista, intentemos por parte de todos cuidarlas, protegerlas y mimarlas, para que no se marchiten por nuestra culpa en la tierra, pongamos un granito de arena cada uno.

Feliz domingo lleno de fragancia para ti.

Un beso.

Silvia Cristina dijo...

Hola Juan Antonio..

Es un placer para mi leer tus escritos..los disfruto realmente...es un deleite..

Las flores nos sonríen, nos cantan, se comunican con nosotros regalándonos toda su belleza e íntima composición para nuestro deleite.

Hermosas las fotos...¿si me autorizas... quizás tome algunas?

Mil disculpas por no poder dejar comentarios tan seguido...porque a leeros paso seguido...todo se debe a mi poquísimo tiempo...y no quiero cerrar el blog....

Un abrazo con perfume a flores...

Silvia Cristina

PD. Gracias por tus visitas....

La Calderón dijo...

Juan, me encantan las flores y de como las disfrutas, pero con tu descripción me has hecho acordar ¿A qué no sabes de qué?
"Allá por la tierra mora
allá por tierra africana
un soldadito español
de ésta manera cantaba:
Como el vino de Jerez
como el vinillo de Triana
Banderita tu eres roja,
banderita tu eres gualda,
llevas sangre y llavas oro
en el fondo de tu alma.
Y el día en que yo me muera
si estoy lejos de mi patria
¡Solo quiero que me cubran
con la bandera de España.....
Cuando era jóven, me las cantaba todas, y las recordaba de cabo a rabo...Bueno, ahora tú me has hecho recordar álgo,.
Gracias Juan por estar siempre presente y te envío un abrazo muy fuerte desde Argentina hasta la tierra de mis ancestros.
Susana......