domingo, 6 de diciembre de 2009

Noche mágica entre el lago y el volcán Villarrica

Lago Villarrica
Hoy hubo un día soleado, con mucho calor al borde del lago Villarrica. Pasaban las horas y nos preguntábamos que si se haría realidad el pronóstico del tiempo, del Servicio Meteorológico Nacional, que nos auguraba posibles precipitaciones.


El cielo azul celeste adornaba la espléndida tarde sobre el lago Villarrica. Los pájaros se divertían revoloteando y cantando bellas canciones de primavera. Sobre el lago aparecieron unas nubes bañadas de fuego que se iban desplazando en dirección a la ciudad de Villarrica.

De repente empezaron a escucharse los truenos que presagiaban la proximidad de la tormenta. La febril batalla estaba teniendo lugar sobre el lago en las proximidades de Pucón. El cielo se había vuelto oscuro. Las nubes color oro se transformaban con el paso de otras cargadas de agua, que buscaban el lugar adecuado para descargar su contenido. Los queltehues volaban al tiempo que chillaban insistentemente de forma escandalosa.

Son las 9 de la noche. Nos volvemos en dirección al volcán Villarrica y observamos un hermoso cielo azul celeste que empieza a ser cruzado por unas nubes de color amarillo claro que poco a poco se fueron oscureciendo. Por un momento pensé que estaban siendo teñidas por las cenizas procedentes de los diversos cráteres. Enseguida descarté esa opción, puesto que los truenos nos avisaban de la próxima llegada de la tormenta.


El cielo se tornaba cada vez más oscuro. El aire era cálido, tanto que me encontraba en mangas de camisa.

Poco a poco las nubes negras fueron desapareciendo y con ellas la tormenta de estruendosos truenos. El sol coloreaba las nubes que hacían las delicias de los que observábamos las maravillas del Creador.



Finalmente la tormenta se desplazó hacia el interior de la Cordillera de los Andes permitiéndonos de nuevo observar el cielo azul celeste, decorado con unas nubes doradas por el sol.
Caía la tarde y nosotros seguimos disfrutando de este maravilloso espectáculo, uno de los mágicos momentos que podemos disfrutar en esta zona, decorada con plácidos lagos, montañas nevadas y un enmarañado bosque que es delicia de todos los que nos visitan.
.
Fotos Juan Antonio
.
6 Diciembre 2009

11 comentarios:

ruma2008 dijo...

Es la opinión de que se haya curado un corazón.

Muchas gracias por bellos paisajes.

mardelibertad dijo...

Siempre para disfrutar,bonitas imagenes, querido Juan

La Gata Coqueta dijo...

Las imágenes tomadas del cielo con diferentes tonos es un placer par el alma, el mismo que siento cuando estoy por las islas que tu bien conoces.

Mientras iba leyéndote la mente la dejaba volar y es como si estuviese en ese mismo lugar disfrutando de todo ello... eso tiene una técnica básica y primordiale, saber describirlo para que eso pueda llegar a suceder.

Amigo mis saludos afectuosos de esta que te ha visitado.

Marí

ஜ♥_Karolina_♥ஜ dijo...

Juan

Obrigada por mais uma visita.

O tempo parece lindo nas fotos.

Diferente daqui, pois chove muito

onde moro.

Que seu Natal seja muito feliz.

Beijo da sua amiga

Karol

Adrisol dijo...

que maravilla para hoy!!

ojalá todos nos quedáramos admirando el cielo....encontraríamos mas soluciones que problemas!!

gracias por compartir.
besosss

toñi dijo...

Una belleza para todos los sentidos!

Felicidades por poder disfrutarlo

Un beso Juan

Soñadora dijo...

Pero que belleza de colores en el cielo! Y que sensibles ustedes de apreciarlo! Gracias por compartirlo.
Besitos,

La Gata Coqueta dijo...

Hola Juan Antonio, paso a saludarte y desearte una semana llena de claridad donde los días empiezan a ser oscuros... aquí por lo menos, pero sólo tengo que pensa,r que dentro de muy poquito ya empiezan a crecer.

Un abrazo y hasta pronto.

Mrí

María dijo...

Unos cielos de ensueño, preciosas imágenes.

Felices fiestas, amigo.

Un beso.

RosaMaría dijo...

Hermosas fotos en el momento oportuno, felicitaciones por tan buen post.

maracuyá dijo...

Bellísimas fotos. Gracias por compartirlas. Ojalá pueda conocer ese lugar un día y compartir muchas cosas con los habitantes de ese paraíso.

Besos