martes, 3 de noviembre de 2009

Risco Faneque, eterno vigilante


Del Macizo Tamadaba-Altavista
surge enhiesto el Risco Faneque
imponente acantilado marino
que mira de frente al Teide,
el volcán-padre de Canarias,
y acarica las cálidas aguas
que bañan nuestras costas.
.
Es eterno vigilante
de montañas y playas
de cardones y tabaibas
de aguilillas y gavilanes.
.
Alegran su alma y su espíritu
la playa de Las Arenas
la del Risco y la de Agaete,
las barcas de pesca
y los senderistas que lo visitan,
la brisa procedente de Tenerife
y las idílicas puestas de sol.
.
Nunca se aburre ni adormece
pues su alma siempre está contenta
ya que admira su bella tierra
de gentes amorosas y atentas
que la cuidan con esmero
para dejarla en herencia
como el mejor regalo sincero
a toda su descendencia.
.
Foto Rastatun
Risco de Agaete

5 comentarios:

gaia56 dijo...

Conozco la zona, una de mis hijas nació en esa preciosa isla que tú cantas formidable.
Me trasladaste para disfrutar tu tierra.
Saludos.

ஜ♥_Karolina_♥ஜ dijo...

Olá Juan

A imagem do seu post transmite muita paz e as palavras engradeceram o que já é bonito.

Obrigada pela visita.

Karolina

mardelibertad dijo...

bonita imagen acompañada de agradables palabras.
Gracias por los ingredientes de la ensalada,ya te contare
Besos

ஜ♥_Karolina_♥ஜ dijo...

Ola Juan!

Eu é que fico feliz de receber sua visita.

Seus textos cheios de paz e reflexão são sempre muito bonitos.

Un abrazo da sua amiga.

Karolina

La Gata Coqueta dijo...

Otra bonita isla una más de las siete que forman el conjunto unico en el mundo...

Las hay mejores peores o como quiera que se escriba... pero iguales jamás!

Porque ya no es por la tierra volcánica que esán echas, es sus gentes algo a tener muy encuenta también...

El Teide esta vigilante y expectate a todo aquel que se acerca a rendirle pleitesia y siempre sientes la necesidad de volver junto a él.

Un abrazo de afectos y un ramillete de acacias floridas recién cortadas, para que su aroma juegue con los sentimientos y se sientan un poco más dichosos...

Hasta otro momento!!

Marí.